Sexualidad e Infancia



La infancia es una etapa de la vida que se caracteriza por tener curiosidad, querer explorar, observar y descubrir cosas cotidianas que son nuevas. Lxs niñxs, jugando y experimentando, se van conociendo a sí mismxs y el mundo que les rodea. Por ello, el comportamiento sexual del niñx le permite desarrollarse y adaptarse a su entorno mediante los siguientes aspectos:

  • El conocimiento de su cuerpo y del de otras personas

  • La repetición de conductas que producen sensaciones de placer y bienestar

  • La imitación del comportamiento de otrxs niñxs y de las personas adultas que les rodean

  • La asignación de un significado a sus vivencias (experiencias, sentimientos y sensaciones)

Lxs niñxs descubren las similitudes y diferencias entre sus cuerpos y también aprenden que tocar y acariciar su cuerpo les produce placer. Asimismo, toman conciencia de la pertenencia a un determinado sexo, van incorporando roles y comportamientos relacionados con el género e imitan los comportamientos de las personas que les rodean.

La sexualidad infantil no tiene nada que ver con la sexualidad, ya que esta empieza a manifestarse en la pubertad y la adolescencia, ni tampoco está relacionada con la sexualidad adulta.

La sexualidad, como todas las capacidades humanas, se desarrolla a lo largo del tiempo paso a paso y requiere un entorno de afecto y respeto que facilite la maduración y el aprendizaje; de ahí recae la importancia de ayudar al niño a conocer y valorar su cuerpo, la intimidad, el afecto y el respeto.

Las actitudes de reproche o castigos que ocurren cuando el niño manifiesta curiosidad o ganas de reproducir sensaciones de placer, pueden tener una influencia negativa en el desarrollo psicosexual, ya que debido a su nivel de maduración y conocimientos, lxs niñxs no tienen la capacidad de realizar prácticas sexuales que requieren un entendimiento adulto.

De hecho, si un niñx tiene tipos de conductas seductoras es gracias a que imita el comportamiento de personas adultas, las cuales pueden ser de su entorno o aparecer en los medios de comunicación. Cabe resaltar que es importante estar al pendiente de los niñxs para aprender a reconocer las conductas que indiquen un posible abuso y/o violencia.

El infante tiene que poder identificar correctamente las situaciones que le provocan malestar,dolor, vergüenza, culpa o incomodidad, ya que le permitirá asociar sus emociones desagradables a una situación perjudicial que lo pone en peligro, para así pedir ayuda a una persona de confianza, en caso de que alguien invada su intimidad o atente contra su integridad.

Los comportamientos del desarrollo sexual en la infancia suelen producirse bajo algunas de las siguientes circunstancias:

  • Entre niñxs que se conocen

  • Entre niñxs de una edad y altura similares

  • Con poca frecuencia

  • De forma voluntaria

Los comportamientos anteriormente mencionados son fáciles de redirigir, mientras que aquellos que se deben alertar son los siguientes:

  • Masturbación compulsiva

  • Conductas de seducción

  • Conductas propias de la sexualidad adulta

  • Interés sexual por niñxs más pequeños

  • Interés excesivo por la pornografía o situaciones que la incluyan

  • Conocimientos sobre sexualidad impropios de su edad

  • Lenguaje sexual explícito propio de mayores

Conocer diferentes conductas en un niñx no está mal. Si necesitas ayuda con este u otros temas, puedes contactarme por Whatsapp al 2226634888.


0 vistas

2226634888

37 Ote. 26-3
Puebla, 72534
México

©2018 by ADRIANA GONZÁLEZ PIÑA. | Aviso de privacidad