La identidad sexual



La identidad sexual es el concepto que refleja cómo se ve la persona a sí misma y esta puede clasificarse en masculina, femenina o situarse en algún lugar intermedio al ser una combinación de masculino y femenino, no identificarse con ninguno de los antes mencionado o cambiar con frecuencia, suelen denominarse sexualidad periférica o genderqueer, en inglés.

En la mayoría de las personas, la identidad sexual concuerda con el sexo anatómico (de nacimiento) y con el rol sexual: por ejemplo, el caso de un hombre que se percibe a sí mismo como varón y que actúa en público como tal.

La identidad sexual se establece en los primeros años de vida (18 a 24 meses de edad). Durante la infancia, los niños varones se dan cuenta de que son niños y las niñas se dan cuenta de que son femeninas. En ocasiones, durante la niñez se prefieren actividades consideradas por la sociedad como más apropiadas para el otro sexo-lo que se denomina comportamiento no conforme con el género-: Por ejemplo, a las niñas les puede gustar jugar al béisbol y practicar lucha, mientras que los varones pueden jugar con muñecas y a cocinar en lugar de preferir los deportes o los juegos bruscos.

Generalmente esta conducta forma parte del desarrollo normal y no significa que los niños y las niñas tengan un problema de identidad de género, siempre y cuando se identifiquen a sí mismos y se sientan cómodos/as con su sexo de nacimiento. Cabe destacar que el hecho de que los niños o niñas prefieran actividades consideradas más apropiadas para el otro género no significa necesariamente un problema de identidad sexual al llegar a la edad adulta.

No obstante, en ocasiones las personas sienten que su identidad sexual y su sexo anatómico no coinciden y este sentimiento de disparidad provoca cierta angustia considerable, la cual llega a afectar su capacidad para desenvolverse.

La identidad sexual, por lo tanto, suele entenderse como una propiedad que unifica ciertas características del ser; un núcleo interior estable ligado al sexo y un saber esencial acerca del propio sexo. Esta, sin embargo, es una noción que ha sido utilizada de forma amplia y esconde un proceso poco comprendido, motivo por el que, en el año 2000, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) crearon un documento en el que, además de establecer estrategias para la promoción de la salud sexual, se definió a la identidad sexual de la siguiente forma:

“La identidad sexual incluye la manera como la persona se identifica como mujer, como hombre o como una combinación de ambos y la orientación sexual de la persona. Es el marco de referencia interno que se forma con el correr de los años que permite a un individuo formular un concepto de sí mismo sobre la base de su sexo, género y orientación sexual y desenvolverse socialmente conforme a la percepción que tiene de sus capacidades sexuales”. (oms/ops 2000: 7)

La identidad sexual suele entretejerse con palabras como mujer, hombre, orientación sexual, sexualidad, masculinidad, feminidad, sexo, género o sí mismo. Es una noción incierta que recoge la indeterminación de la identidad y la polisemia del sexo. En México, un fragmento de “Transexualidad y matrimonio y adopción por parejas del mismo sexo” ,de Silva and Valls, habla de de la intersección entre derecho y medicina entiende a la identidad sexual de la siguiente manera:

“El conjunto de características sexuales que nos hacen genuinamente diferentes a los demás (la percepción de nuestra sexualidad, nuestras preferencias sexuales, nuestros sentimientos o actitudes ante el sexo, etcétera). Podría decirse que dicha identidad constituye el sentimiento de masculinidad o feminidad (con todos los matices que hagan falta) que acompañará a la persona a lo largo de su vida y que no siempre se definirá de acuerdo con su sexo biológico o su genitalidad. Por tanto, la identidad sexual es la combinación de muy diversos factores: biológicos, ambientales y psicológicos”.

Si necesitas ayuda para entender qué es lo que está pasando, puedes contactarme por Whatsapp al 2226634888.


4 vistas

2226634888

37 Ote. 26-3
Puebla, 72534
México

©2018 by ADRIANA GONZÁLEZ PIÑA. | Aviso de privacidad