5 datos increíbles acerca del cerebro


El cerebro es, sin duda, el órgano más complejo de todo tu cuerpo. Básicamente, controla funciones como respirar y el movimiento. También tus pensamientos, comportamiento y emociones, y crea memorias que durarán toda la vida.


Siempre está activo

Incluso cuando duermes, tu cerebro está siempre activo. Tiene que estarlo para mantenerte vivo. Pero diferentes partes del cerebro son responsables de diferentes funciones.


El cerebro se divide en cuatro pares de lóbulos a cada lado de la cabeza. Los lóbulos frontales están situados cerca de la parte delantera de la cabeza y los lóbulos temporales están justo debajo de ellos. Los lóbulos parietales se encuentran en el medio y los lóbulos occipitales están en la parte posterior de la cabeza.


Recibe información constantemente

El cerebro recibe constantemente un flujo de información. Esta información está controlada por dos vías, que mantienen todo bajo control. La información sensorial es lo que fluye hacia el cerebro, y la información motora es lo que sale de él.


Aunque el cerebro siempre recibe esta información, a menudo no eres consciente de ella, ya que va a áreas que procesan información "inconsciente". Por ejemplo, la información sobre la posición de los músculos y las articulaciones siempre se envía al cerebro, pero rara vez lo notas hasta que se vuelve incómodo o hay que ajustar la posición.


Alrededor del 20% de la sangre va a tu cerebro

El mantenimiento de la función cerebral, como ocurre con todos los tejidos vivos, depende del suministro de oxígeno de la sangre. El cerebro recibe entre el 15% y el 20% de la sangre del corazón en reposo, pero muchos factores pueden influir en ello, como la edad, el sexo y el peso.

Para el hombre medio, alrededor de 70 mililitros de sangre bombean alrededor del cuerpo por latido del corazón. Por lo tanto, aproximadamente 14 mililitros son entregados al cerebro por latido del corazón, lo cual es esencial para que el oxígeno llegue a las células cerebrales.


La cirugía de cerebro no duele

Sorprendentemente, la cirugía en sí no le duele al cerebro en absoluto. Esto se debe a que el cerebro no tiene receptores de dolor especializados, llamados nociceptores. Las únicas partes dolorosas de la cirugía son cuando la incisión se hace a través de la piel, el cráneo y las meninges (las capas de tejido conectivo que protegen el cerebro).


El daño cerebral puede cambiarte por completo

Una gran cantidad de lo que se sabe del cerebro proviene de cosas que van mal. Uno de los casos más famosos es el de Phineas Gage, quien era conocido como un trabajador responsable y honrado, pero cuando un accidente de trabajo causó que una barra de metal atravesara su cráneo, el daño en su lóbulo frontal le hizo volverse infantil, irrespetuoso e impulsivo. Gage demostró a los científicos del siglo XIX que el daño en el lóbulo frontal puede causar cambios significativos en la personalidad.


Si además tienes dudas contactarme:

adrianagp.psicsex@t-integra.com

2226634888

10 vistas

2226634888

37 Ote. 26-3
Puebla, 72534
México

©2018 by ADRIANA GONZÁLEZ PIÑA. | Aviso de privacidad